NY Cheescake

Tarta de queso al horno 2.0

Historia

Este suculento postre tiene su propio día internacional, concretamente el 30 de julio. Es también conocido por su nombre anglosajón ‘Cheescake’.

Según algunos pocos datos conocidos tiene su origen en la antigua Grecia, se cree que se elaboró durante los primeros juegos olímpicos de la historia, por el año 776 antes de cristo. Otras teorías explican que esta tarta no llegó a ver la luz hasta que lo hizo el propio queso, cuando un pastor de oriente próximo viajaba por el desierto, que al guardar la leche en el estómago de cabra, se transformó en una pasta espesa.

Durante la edad media se empezó a popularizar de forma general, ya en Europa, y posteriormente en el siglo XIX, la llevaron a América, en especial a Estados Unidos. Entonces, un lechero americano llamado William Lawrence, que al intentar copiar una variedad de queso francés, el Neufchatel, inventaría uno de los ingredientes principales de su versión estadounidense: el queso crema.

Hoy en día lo conocemos erróneamente por queso Philadelphia, porque lo asociamos a una marca que lo promocionó con ese nombre.

La receta cuenta con numerosas versiones, con chocolate, dulce de leche, mango, aguacate. Si queréis conocer las mejores tartas de queso del mundo, aquí os las dejo.

Tarta de queso al horno

Hoy vamos con un postre delicioso, se trata de una tarta de queso al horno, todo un clásico, en esta versión lo vamos llevar un poco más allá de la receta tradicional, y vamos a acompañar con una tulipa rellena de helado una salsa de tofe sustituyendo así la destacada mermelada de frutas.

Algo que me gusta mucho es sustituir una parte del queso crema por queso rallado, como puede ser un buen queso manchego, o cualquier queso asturiano. Esto de dará mayor profundidad de sabor y mejor tenacidad en el paladar.

INGREDIENTES (4pax):

  • 125 g masa quebrada
  • 400 g de queso crema
  • 200 ml de nata líquida
  • 100 ml e leche
  • 4 huevos
  • 10 g de maicena
  • 150 g de azúcar
  • ralladura de limón
  • mantequilla y harina para el molde

Tulipas:

  • 135 g de harina
  • 250g de azúcar
  • 250 g de claras de huevo
  • 75g de mantequilla

Salsa de tofe:

  • 90g de azúcar
  • 130g de nata
  • 10ml de brandy

ELABORACIÓN:

1.  Engrasar un molde con la mantequilla y espolvorear harina para un mejor delizamiento. Forrar el interior con la masa quebrada, previamente se ha estirado a la medida del molde. Pinchar la masa para que no hinche y se deforme.

2. Mezclar el resto de ingredientes con batidora hasta conseguir una crema homogénea. Rellenar el molde y cocer a 180º durante 35 min aprox. El tiempo dependerá de la altura de la tarta. Comprobar con un cuchillo de hoja fina.

3. Dejar enfriar y desmoldar. Elaborar una piruleta de queso, para ello rallar queso sobre un mantel de silicona y llevar a horno durante unos minutos. Dejar enfriar.

4. Para las tulipas no hay más que preparar el horno a 175ºC y derretir la mantequilla. Mezclar la harina con el azúcar y las claras, añadir la mantequilla y dejar reposar unos 20 minutos. Con ayuda de una cuchara disponer masa en el mantel de horno y hornear a dicha temperatura. Cuando empiecen a tostarse los bordes es que estarán listas para sacar y directamente se ponen sobre un bol, colocando encima uno de mayor tamaño para dar forma.

5. Para el tofe; hay que hacer un caramelo rubio con el azúcar y con cuidado ya que salpica y puede quemarnos añadimos el brandy y de seguido la nata. Hervir suavemente hasta que adquiera la textura. Dejar enfriar.

Montaje: colocar una tarta a un lado del plato, disponer una lágrima de tofe y rellenar la tulipa con nuestro helado favorito.

NY Cheesecake
Tarta de queso al horno

Si te ha gustado la receta no te olvides de comentar y ayudanos a crecer compartiendo. Descubre mis otras suculentas recetas AQUÍ.

6 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *