Cecina y chocolate

Cecina con chocolate

La cecina con chocolate que propongo hoy, es una receta sencilla pero muy interesante, tanto por los sabores como por la estética. La combinación de sabores es excelente y aunque pueda echar para atrás introducir el chocolate, debido a que se le asocia al dulce, es sorprendente. Seguimos con un poco de historia sobre la cecina de León. Un producto extraordinario, que recomiendo probar.

Historia de la cecina de León

Se habla que el término cecina puede derivar del latín siccus, que significa seco, incluso del la palabra celta ciercina, que viene a contar como cierzo o viento.

Una cecina es una carne curada en sal, enjutada y secada al aire, sol o humo; incluso combinando varios métodos. El escritor leonés Enrique Gil y Carrasco, recogió en sus numerosos relatos y costumbres leonesas, la forma de elaborar y consumir la cecina. Hablamos de 1815. También podemos ver su nombre en obras universales como el Quijote o la Pícara Justina, un relato sobre una esquiva mesonera, en el que no falta la cecina para los viajeros.

La parte del despiece que se toma son los cuartos traseros del vacuno (tapa, contra, babilla, y cadera), con mínimo 5 años de edad, según el IGP debe ser bovino autóctono de León.

Dejo aquí un enlace para conocer más sobre la elaboración e historia de la cecina de león.

Ingredientes para la receta:

  • Cecina 150 g
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Chocolate negro 1 onza
  • Chocolate blanco 1 onza
  • Nata un chorrito

Elaboración de la tapa:

Lo primero es hacer una mini ganache con el chocolate blanco, para ello fundimos al baño maría el chocolate y añadimos la nata para crear una crema con textura.

El segundo paso es cortar la cecina, si tenemos cortafiambres recomiendo que sea fina. La cortamos de manera regular y la disponemos en el plato de forma cuidada. Cada uno puede jugar con la imaginación, hay quien la enrolla en tubos, otros en lazos, a mi me gusta como si fueran escamas.

Tercer paso, echar un chorrito abundante de aceite virgen extra, para que brille. Con un rallador fino espolvorear un poco de chocolate, el negro le va genial, pero el blanco también decora.

Por último escudillar unos puntos de la ganache y a disfrutar.

Cecina de león
Tapa de cecina con chocolate

El sabor es increíble, el chocolate potencia el contraste. Cualquier opinión o duda, es bien recibida. Aquí dejo otras fabulosas recetas mías.

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *